Ernst & Young ha inaugurado en su sede de Madrid un laboratorio de tecnología forense que permite la obtención de pruebas digitales para el esclarecimiento de fraudes, el rastreo de fugas de información confidencial, la detección de estafas en transacciones o la recuperación de datos borrados.

«Gracias a una metodología propia desarrollada en la firma y aplicada por más de mil expertos de E&Y en 45 países, nuestros profesionales son capaces de obtener evidencias digitales creando una imagen forense de un equipo informático. Estos resultados podrán ser presentados en cualquier incidente empresarial, ya sea un fraude, un soborno, una demanda financiera o un litigio laboral», explica Jesús Fernández, responsable del laboratorio, que también pone de manifiesto «la enorme importancia de respetar la privacidad y los derechos de las personas en todos estos procesos».

La obtención de este tipo de pruebas puede encontrar algunos obstáculos, por ejemplo, que la información haya sido borrada, no sea visible o esté oculta entre grandes cantidades de información. El laboratorio de E&Y es capaz de recuperar esa información y, combinando las técnicas más avanzadas de análisis forense, encontrar evidencias.

US-NEW-STATE-OF-