HR Analytics es una metodología que ayuda a entender y sacar rendimiento de los datos de la empresa que pueden influir en RRHH. Hay dos modelos de aplicación, el marco LAMP y el DELTA model. Esta herramienta está basada en el procesamiento de datos significativos, como base para orientar y liderar un cambio corporativo con un claro objetivo alineado a la estrategia empresarial. Para alcanzar el éxito es aconsejable usar las soluciones informáticas.

La metodología DELTA model

La importancia del Human Resources Analytics (HR Analytics) reside en posicionarse como una nueva metodología orientada a lograr una mejor toma de decisiones tanto en relación a las personas como para aumentar el rendimiento individual y organizacional. En este sentido, hay que lograr que los datos recopilados sean significativos para el negocio, pasando de la mera descripción a la predicción y explicación. Un error habitual, especialmente en las pymes, es basarse en un histórico que no aporta valor al crecimiento.

Por el contrario, con una herramienta como la creada por Davenport, Harris y Shapiro, el DELTA model, o la desarrollada por Cascio y Coudreau, el marco LAMP, el objetivo estratégico es utilizar los datos reales de cara a la sostenibilidad y la expansión futura. Para el análisis se harán necesarios paquetes estadísticos elaborados y el empleo de lenguajes informáticos más complejos que la utilización tradicional de Excel.

El modelo DELTA, acrónimo de Data, Enterprise, Leadership, Targets y Analysts, establece que para desarrollar una estrategia People Analytics es imprescindible:

  • Data: Disponer de datos sobre el objeto de estudio.
  • Enterprise: Emplear Talent Analytics de forma que vincule a toda la organización, no solo a los procesos de Recursos Humanos.
  • Leadership: Poseer capacidad de liderazgo para llevar a cabo las iniciativas con un enfoque multidisciplinar, teniendo en cuenta las dificultades que supondrán el cambio cultural que supone la toma de decisiones informadas.
  • Target: Un objetivo claro alineado con las estrategias empresariales, no valorando exclusivamente la eficacia de los procesos de RRHH.
  • Analysts: Llevar los hallazgos a la práctica, para lo que es necesario contar con analistas, expertos en RRHH y psicólogos organizacionales, entre otros.

Departamento de RRHH aplicando el DELTA model

Medir, cuantificar y comunicar

El análisis de estos datos valiosos parte de poder detectar los KPI (Key Performance Indicator), es decir, los indicadores clave de rendimiento que necesitas. Estos tienen que ser medibles, asequibles y tangibles. Debes monitorear solo lo que realmente importa. No pierdas el tiempo en indicadores que no son relevantes. Para poder definir métricas alineadas con tus objetivos, los KPI más relevantes suelen ser la retención del talento, la tasa de absentismo, el tiempo de contratación, la evaluación del desempeño o la capacidad para alcanzar objetivos.

Herramientas como el DELTA model en combinación con el uso de Big Data o la Inteligencia Artificial van a suponer un impulso para el diagnóstico que arrojan los KPI. Gracias a su capacidad para registrar y analizar un gran volumen de datos, la información volcada será más precisa y actualizada. El mayor miedo de un emprendedor o de una organización es invertir tiempo o recursos en un proyecto o proceso sin garantías de éxito. Cuanto más organizada y profesional sea la información que recoges, más probabilidades tendrás de alcanzar el éxito.