Este año ha sido clave para tratar diversos temas fundamentales relacionados con la gestión de RRHH en 2022, tales como productividad, formación, absentismo o salarios. Al finalizar el ciclo es conveniente reflexionar sobre lo aprendido, y las oportunidades de mejora que se presentan en el próximo 2023. La formación interna y el liderazgo de servicio son algunas claves para consolidar equipos y retener el talento cualificado.

¿Cómo ha sido la gestión de RRHH en 2022?

Tras la crisis sanitaria y la pandemia, los departamentos de recursos humanos han tenido que reinventarse a marchas forzadas. Entre los desafíos logrados este año están la actualización de métricas e indicadores para evaluar el desempeño y aumentar la productividad. Contar con equipos de trabajo altamente efectivos y retener el talento cualificado es otro de los retos que has tenido que asumir. Este va a marcar una tendencia en el 2023: fortalecer las plantillas ya contratadas, apostando por el reskilling y el upskilling para evitar buscar nuevas contrataciones.

En este sentido, la formación también ha sido una de las puestas a punto necesarias en este 2022. No solo por la inmensa cantidad de contenidos tecnológicos novedosos, sino por la vertiginosa velocidad de la innovación en las herramientas y aplicaciones. Las empresas han ofrecido planes de carrera fomentando el aprendizaje. Y esto es porque se ha visto como un valor añadido, especialmente para las nuevas generaciones. Si has impulsado planes de carrera habrás mejorado tu employer branding.

No solo los incentivos formativos han sido reconocidos. La transformación del capital humano también ha derivado en trabajadores que conocen sus bandas salariales y agradecen las retribuciones flexibles.

Cuidar la experiencia del empleado ya era tendencia antes de la pandemia, pero en este 2022 se ha posicionado como una fortaleza para la sostenibilidad de las empresas. Así, la salud mental también ocupa uno de los lugares privilegiados con programas de ayuda al empleado como el PAE. Esta metodología ha servido para medir y contener los altos índices de absentismo provocados por las dificultades para asumir el aislamiento y la soledad del trabajo en remoto.

La jornada híbrida parece ser la solución para facilitar todas las distintas necesidades y ahí los departamentos de RRHH también han tenido que realizar grandes esfuerzos de gestión y coordinación.

Empresa que ha llevado bien la gestión de RRHH en 2022

Un extra: Cultura corporativa y compromiso

Otro de los puntos fuertes que ya ha sido clave en el 2022 y que va a seguir siéndolo en 2023 es todo lo que tiene que ver con la cultura corporativa. Habrás observado cómo ha habido una apuesta clara por los equipos diversos y la consolidación de la igualdad, tanto en el reclutamiento como en los procesos.

Así pues, la figura del gestor ético cada día tiene más importancia, independientemente del tamaño de la compañía. Asegurar la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), proteger los derechos de los trabajadores, garantizar su salud reforzando la Prevención de Riesgos Laborales (PRL), y crear organizaciones saludables con una cultura de la seguridad efectiva son claves fundamentales.

Para todas estas transformaciones, ha sido necesario apostar por un liderazgo de servicio que haya sabido escuchar las necesidades de la plantilla. De hecho, recoger el feedback es tendencia, pues contribuye a la retención del talento y a la consolidación de los equipos.