Recientemente se ha aprobado el anteproyecto de la Ley de Familias, que incluye diversas propuestas para mejorar la conciliación. Unas medidas que impactarán en la gestión de los recursos humanos de la empresa. Los pilares son la protección social a las familias, el reconocimiento jurídico de los tipos de familias y la garantía de los derechos de niñas y niños. Se ampliarán los permisos por cuidados, tanto de maternidad, como parental o por enfermedad, no solo grave.

Puntos clave de la Ley de Familias

La demanda de los trabajadores tras la pandemia ha puesto el acento en la flexibilidad para la conciliación entre la vida profesional y la personal. En particular, la sociedad requiere una actualización de los permisos y supuestos relacionados con la familia. El anteproyecto de la Ley de Familias recientemente aprobado se basa en cuatro pilares:

  • Ampliación de la protección social a las familias y el apoyo a la crianza.
  • Garantía del derecho a la conciliación.
  • Pleno reconocimiento jurídico de los distintos tipos de familia.
  • Protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes.

En este contexto, los departamentos de recursos humanos van a tener un papel protagonista. Se trata de un desafío para motivar y retener al personal mejorando sus condiciones laborales. En España, este aspecto es llamativamente deficitario frente a los países europeos. No solo en cuanto a los permisos de maternidad, sino a la inversión pública y privada que se realiza para garantizar estos derechos.

Países como Bulgaria pueden disfrutar de hasta 58 semanas, mientras que en Dinamarca disponen de 12 meses a repartir entre ambos progenitores, aunque 18 semanas son obligatorias para la madre.

Con la nueva Ley de Familias, el permiso parental se aplicará de manera progresiva. Así, en el año 2023 será de seis semanas y de ocho semanas en 2024.

Empleada que se beneficiará de la Ley de Familias

Medidas que deberás tomar como empresa

Las medidas que puedes tomar para facilitar la conciliación son muchas, desde la combinación de jornadas híbridas o virtuales hasta la flexibilidad horaria o el trabajo por objetivos. Sin embargo, en particular, la nueva Ley de Familias enfoca esta transformación en lo relativo al ámbito de la constitución de unidades familiares y la crianza. Así, la norma crea tres permisos para cuidados:

  • Cinco días al año retribuidos, para atender a un familiar hasta segundo grado o a un conviviente, con o sin relación de parentesco. Actualmente este permiso se extiende hasta dos jornadas. Además, solo es aplicable a familiares de hasta segundo grado de consanguinidad.
  • Permiso parental de ocho semanas, que podrán disfrutarse de manera continua o discontinua y a tiempo parcial o completo, hasta que el menor cumpla 8 años.
  • Permiso por ausencia por fuerza mayor familiar, que será de cuatro días retribuidos al año. Se va a proponer que deje de ser una exigencia que se trate de una enfermedad grave. Pero sí se ampliará la pensión de orfandad un año, hasta los 26, y el permiso por cuidado de menor con cáncer o enfermedad grave, hasta los 26 años en caso de discapacidad.

Además reconoce otro permiso aparte del derivado del matrimonio de una persona trabajadora. Con esta nueva ley, las parejas de hecho podrán disfrutar también de 15 días de permiso cuando se constituyan.