Siempre tratamos de encontrar esas cosas que aporten valor para la empresa y para los empleados. El buen ambiente, la organización de equipos, la comunicación y muchos más factores son imprescindibles para cualquier empresa y la motivación de sus empleados. Sin embargo, cada trabajador es un mundo, y como más nos centramos en cada uno de ellos, mejor podemos ver cuáles son sus necesidades específicas y qué capacidad tenemos como profesionales de ofrecerles lo mejor.

Una parte de nuestros trabajadores (serán más o serán menos) son papás o mamás. A menudo no somos conscientes del sacrificio que supone para ellos dedicar el día a día  a su trabajo, renunciando a dedicar más tiempo con sus pequeños.

¿Cómo podemos mejorar este aspecto desde la empresa con la finalidad de mantener la motivación de estos empleados? Al final, como siempre, no es una pregunta con respuesta única. No obstante, tenemos algunas ideas y consejos que pueden ayudar.

4 consejos para aumentar la motivación de los empleados con hijos

  1.  Ofrecer incentivos laborales

Ofrecer ventajas a medida es una forma de mostrar a tus empleados que realmente son valorados dentro de la empresa. Echarles una mano puede suponer también un mayor rendimiento por su parte en la empresa, además de sentir que la empresa valora también sus necesidades.

Se pueden ofrecer servicios de guardería dentro de la empresa o fuera, mediante un acuerdo con alguna guardería cercana. Otra opción es ofrecer un suplemento al sueldo teniendo en cuenta el mayor gasto que tendrá que afrontar el empleado por el cuidado diario de los niños.

  1.  Ajustar los horarios

Sobre todo con aquellos padres trabajadores o madres trabajadoras con hijos pequeños, ofrecer jornadas reducidas puede acabar siendo un valor añadido con mucha fuerza. Esto no implica exigir menos, sino reestructurar la organización de los horarios y de la gestión con el fin de trabajar por objetivos y permitir que un mayor rendimiento sea premiado con más tiempo con la familia.

  1. Permitir cierta

Más allá de los horarios, la flexibilidad de la empresa puede ser una manera de mostrar empatía hacia los trabajadores. Algunas empresas ya están implementando el trabajo a distancia a tiempo parcial, pudiendo adaptarse así a las nuevas necesidades del empleado sin tener que dejar de lado sus responsabilidades del trabajo.

  1. Presentar oportunidades sociales

En cuanto a actividades fuera del horario de la oficina, los empleados con hijos suelen ser los primeros en faltas de asistencia. Como empresa, lo que podemos hacer para involucrar e integrar a los padres trabajadores y las madres trabajadoras a la vez que valoremos sus prioridades es ofrecer oportunidades sociales o de team building con carácter familiar. Picnics, comidas con niños u otras actividades de ocio son algunas de las muchas posibilidades para no dejar de lado ni a ellos ni a sus familias.

En definitiva, lo importante no es ceder o hacer que nuestros empleados sean unos privilegiados, sino transmitir la sensación de pertinencia. La finalidad de casi cualquier mejora desde el ámbito de recursos humanos es formar equipo preocupándonos por el bienestar de todos los empleados.

Ofrecer algunos incentivos para mantener la motivación de los empleados siempre es positivo, y si tenemos en cuenta sus necesidades particulares, podremos acertar aún más. Más allá de la empatía, es algo que se verá reflejado directamente en la motivación de los trabajadores y, por consecuencia, en los resultados de la empresa.