Si hay un concepto que se repite -y que es imprescindible- en el sector tecnológico es el de la innovación. Así lo dejaron claro los asistentes al primer Desayuno Infoempleo.com, dedicado al sector de las nuevas tecnologías al que acudieron los directores de RRHH de IBM, Microsoft y Oracle. En algo coincidieron los directores y es que en este tipo de empresas todo está siempre «a la última». Por supuesto, el departamento de Recursos Humanos y su dirección también. Almudena Capell, directora de Recursos Humanos de Oracle, intuye hacia dónde va la tendencia: «Cada vez deberíamos tener menos carga administrativa para imbuirnos en el negocio, apoyarlo…»

Uno de los indicios de este nuevo paradigma es que los directivos tienen un rol cada día más activo en la gestión de sus equipos. De hecho, Elena Dinesen explica que en Microsoft «intentamos transmitir que los puestos de «managers» incluso tienen más carga de trabajo gestionando personas y dirigiéndolas que el propio puesto». Para Pablo Pastor, de IBM, este cambio es necesario: «En muchas ocasiones este directivo no se involucraba en subidas salariales, ni en evaluaciones, ni en la selección de nuevos profesionales».

Si a esta transferencia de cometidos se le suma el hecho de que algunas herramientas se externalizan y estandarizan -«tenemos el mismo contrato de trabajo para los 55 países y se hace desde Rumanía», apunta Almudena Capell- ¿sigue teniendo sentido el departamento de RR.HH.? «Mandamos menos, pero todavía nos van a necesitar», responde sin vacilar la directora de Recursos Humanos de Oracle.

También dijeron…

  

Elena Dinesen, Directora de Recursos Humanos de Microsoft España

«Nosotros tenemos un importante plan de incorporación. Los jóvenes enseguida se «enganchan» a nuestro sistema de trabajo, a la flexibilidad. Ya están acostumbrados a buscar todo por Internet: viajes, billetes, formación… Por el contrario, cuando se incorpora un director acostumbrado a tener a su secretaria, su «business manager»… Decirle que tiene que hacer su hoja de gastos es difícil. Es más complicada la incorporación del profesional con experiencia».

 

 

Pablo Pastor, Director de Recursos Humanos de IBM España

«En nuestro sector, donde es frecuente el teletrabajo o la relación con distintos países del mundo, puede parecer que es difícil mantener el trabajo en equipo, pero no es así. Hay que implantar un método, una cultura que supla esta distancia con otro tipo de relación, menos presencial, pero que puede ser igual de interesante. Una llamada, un correo electrónico, una reunión o una «conference call» son formas de acortar las distancias. De este modo, supongo que las personas siguen trabajando en equipo, compartiendo información y consejos, aunque se vean menos».

 

 

Almudena Capell, Directora de Recursos Humanos de Oracle España

«En nuestra compañía, por ejemplo, llama mucho la atención, sobre todo a la gente nueva, el concepto del «self-service». Tienes que hacerlo todo: solicitar tus tarjetas de visita, contratar tus viajes, buscar un sitio cuando llegas (porque no hay sitios asignados)… Esta idea está muy relacionada con el teletrabajo, no existe el concepto de sitio fijo, da igual que estés aquí, en París o en Ámsterdam y por eso tienes que saber hacer todo. Y, además, implica un importante ahorro».