En momentos de incertidumbre lo últimos que debemos hacer es volcar nuestra atención en el problema, lo mejor es centrarnos en la solución.
 
El mundo se acaba… No, no es un titular real, pero recoge el tono negativo de todas las noticias del momento. Los líderes y gestores que a diario se impregnan de estas preocupantes noticias acaban paralizados, reacios a arriesgarse, e incluso deprimidos.
 
Cuando me he dirigido a grupos empresariales les he aconsejado que no lean la prensa con frecuencia, y que, en su lugar, centren su atención en lo que sí pueden hacer e influenciar por medio de la intencionalidad y una fe prudente en el futuro. ¿Sabías que una línea aérea acaba de anunciar beneficios récord mientras que dos cierran cada semana? (Flybe) ¿o que un gigante del negocio de la alimentación ha anunciado subidas de precios de casi el 6% en 2008? (Nestlé).
 
No hay ningún ‘secreto’ de su éxito que esté oculto para aquel que quiera mirar: es una combinación de la construcción de un modelo empresarial resistente y a prueba de impactos junto con una toma de decisiones flexible.
 
«Aquello donde concentras tu atención, crece», dice el viejo dicho. Fíjate sólo en los problemas y ni siquieras sobrevivirás, y mucho menos resolverás la mayoría de tus dificultades. Es crucial que los líderes tengan una cartera de prioridades equilibrada: problemas y posibilidades, estrecheces y crecimiento, moral interna y enfoque hacia el cliente. ¿Cómo se puede saber lo que una organización valora realmente? Sencillo. Es aquello a lo que sus líderes dedican su tiempo, dinero y energía. Recuerda que tú eres tu diario: cuando la gente vea hacia donde diriges tu atención, ellos te seguirán.
 
También es el momento de centrarse en lo básico: ya sea en la cadena de proveedores o tus habilidades de distribución, el desarrollo de presentaciones comerciales de alto nivel (todos tendremos que dar más de éstas en el futuro), creando una relación de consejero de confianza con los clientes, promoviendo el talento o todo aquello en lo que hayas podido poner tu atención en tiempos de alto crecimiento.
 

Por Nigel Barlow

Autor de Re-Think y conferenciante de Thinking Heads

Para más información: http://www.thinkingheads.com/