El rol de las empresas en la sociedad está cambiando, y es que cada vez se le da más importancia a unas políticas sociales e inclusivas adecuadas. Entre los elementos que resultan imprescindibles hoy día en cualquier compañía está la gestión de las estrategias DEI. Un modelo que asegura enfocarse en las necesidades de los públicos internos y externos a través de la adecuación a conceptos tan importantes como la diversidad, la equidad y la inclusión. ¿Quieres saber en qué consisten y cómo adaptar estos valores a las políticas de tu compañía? Te lo contamos todo a continuación.

¿Qué son las estrategias DEI?

Las siglas que dan nombre a las estrategias DEI se fundamentan en una serie de conceptos que garantizan poder tomar decisiones y adaptar políticas que aseguren una igualdad de oportunidades real. Cada uno de los valores que articulan el DEI sirven como base para orientar la cultura organizacional hacia unos objetivos que garanticen la participación y la igualdad de los distintos colectivos.

Aunque el DEI compone un todo susceptible de ser valorado como conjunto, es conveniente que conozcas a qué hace referencia cada uno de los valores que lo componen.

Diversidad

Se refiere a la representación de las personas que forman parte de los distintos colectivos y que cuentan, asimismo, con diferentes características. Con independencia de sus capacidades físicas, etnia, orientación sexual, edad o religión, entre otras, las políticas de diversidad aseguran poder promover un entorno de trabajo en el que haya cabida para cualquier persona.

Equidad

Tan importante como contar con un espacio que valore la diversidad es brindar una igualdad de oportunidades a todos los colectivos.

Inclusión

A diferencia del término integración, la inclusión hace referencia a la importancia de crear un entorno seguro capaz de valorar todas perspectivas y enfoques de cada persona, de manera que exista una representación adecuada.

Equipo decidiendo las estrategias DEI

Ejemplos de estrategias DEI para la empresa

Las políticas DEI se engloban dentro de los objetivos de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y son de gran importancia para alcanzar un entorno de trabajo que apoye el empoderamiento de la plantilla, así como para cumplir con los estándares en materia de Environmental, Social and Gobernance (ESG).

Para marcar una hoja de ruta adecuada que plante las bases y promueva la estrategia DEI de la compañía, es necesario tomar decisiones en base a los valores que promueve.

Las estrategias DEI como responsabilidad compartida

Es indudable que el departamento de recursos humanos es el encargado de proponer y crear estrategias para alcanzar los objetivos en materia DEI. Sin embargo, estos valores han de traspasar la barrera del departamento y convertirse en parte de la cultura organizacional.

Cada componente de la empresa debe asimilar y proteger estos valores como suyos. Es por eso que crear conciencia con programas formativos y charlas de expertos serán tácticas de gran utilidad.

Valorar todos los niveles de diversidad

La diversidad cultural, funcional, generacional, etc., son, cada una en su ámbito, igual de importantes. Para poder tomar decisiones que ayuden a asentar unos criterios para las políticas DEI es imprescindible poder valorarlas y crear una serie de tácticas que atraigan diversos tipos de talento.

Implementar el ‘inclusion journey’ como medida de valor

El inclusion journey se fundamenta en reestructurar los procesos de selección, enfocando la estrategia de reclutamiento para generar una inclusión real en la empresa.

Este valor requiere de un estudio minucioso del employee journey, de manera que el itinerario del trabajador dentro de la empresa se adapte a las necesidades de inclusión que hayamos detectado en la fase de análisis de la estrategia.