El llamado Test de Luscher es un test psicométrico o una prueba proyectiva que se centra en la relación entre colores y emociones para realizar una evaluación de personalidad en los procesos de selección. En este artículo, analizaremos en qué consiste, cuál es el significado de cada uno de los colores, cómo es el proceso para aplicarlo correctamente en una entrevista de trabajo y por qué existen numerosas críticas hacia dicho test.

Qué es el Test de Luscher y cómo se aplica

Max Lüscher, psicoterapeuta de origen suizo, investigó ampliamente lo que se denominó la Psicología del color. Sus publicaciones fueron ampliamente traducidas y el conocido Test al que dieron origen estas investigaciones, es uno de los más utilizados en los procesos de selección de las empresas.

La finalidad principal del Test de Luscher es realizar un diagnóstico psicológico del candidato en función de la elección de colores que realiza en la prueba. A su vez, la interpretación de colores no sólo tiene que ver con la elección de un color u otro, sino también con la posición en la que se elige cada uno de los colores.

Los colores que se utilizan y su relación con diferentes elementos de la personalidad, son los siguientes:

  • Color verde: perseverancia y capacidad de esfuerzo
  • Rojo: iniciativa, predisposición
  • Amarillo: positividad y optimismo
  • Violeta: transformación, vanidad
  • Gris: neutralidad
  • Negro: negatividad, agresividad
  • Marrón: conformismo y comodidad
  • Color azul: armonía y equilibrio

Existen diferentes versiones del test, una abreviada y otra completa, que suele aplicarse de forma online. Además, los procedimientos de aplicación de uno y otro test presentan claras diferencias. En el abreviado, los colores amarillo, azul, verde y rojo, se identifican con cualidades positivas. Mientras que el negro, gris, marrón o violeta, son negativas.

También se tiene en cuenta la actitud decidida o no a la hora de la elección, considerándose a la persona más o menos indecisa en función de esta actitud.

Equipo buscando información acerca de cómo se realiza el test de Luscher

Polémicas y críticas a la prueba de evaluación de Luscher

A pesar de ser muy utilizado desde hace décadas para hacer predicciones sobre diferentes elementos de la personalidad, o bien para análisis de estrés o de la capacidad de trabajo en equipo, entre otros aspectos, es una prueba que también tiene muchos detractores, que arrojan serias dudas en cuanto a su valor predictivo y a su fiabilidad en la selección de personal.

De hecho, hoy en día es un test que se utiliza acompañado de otras pruebas predictivas y herramientas de evaluación más fiables, así como de entrevistas personales con los candidatos.

Existen otro tipo de críticas relacionadas con la propia complejidad del test, pues necesita un manual de instrucciones para su ejecución. Dicho manual establece combinaciones que tienen que ver con la relación entre un número excesivo de tonalidades y factores casi azarosos, como la posición de la elección, la capacidad de decisión sobre un color u otro, o la explicación subjetiva del porqué dicha elección.

No obstante, es una prueba que puede ofrecer información adicional sobre el modo de ser de una persona que opta a un puesto de trabajo en nuestra empresa.