En las empresas conviven diferentes generaciones de personas. Boomers, Generación X, Millennials y Generación Z son como se denominan las que están más presentes actualmente. Tanto los nacidos tras la II Guerra Mundial como los menores de 30 años mantienen objetivos y tareas compartidas en el día a día. El llamado aprendizaje intergeneracional se basa en las consecuencias, generalmente positivas, de la convivencia laboral de personas de edades y perspectivas totalmente distintas.

Boomers, Generación X, Millennials y Generación Z: qué aportan a la empresa

Variables como el contexto socio-político en el que crecieron o los valores y principios imperantes en la sociedad en aquel momento, configuran las características de los diferentes grupos generacionales.

Conozcamos qué características suelen tener las personas encuadradas en alguno de estos grupos y cuál suele ser su perfil laboral:

  • Boomers: son los nacidos como consecuencia del boom demográfico que tuvo lugar en muchos países tras la II Guerra Mundial, principalmente en la década de los 50 y los 60. Actualmente, superan los 60 años y son personas con valores y principios muy estables. En ellos prima la cultura del esfuerzo y el valor de la experiencia. Su gran reto es conjugar las nuevas tecnologías en su día a día.
  • Generación X: actualmente tienen entre 40 y 50 años. Han vivido el auge de las sociedades capitalistas actuales. Buscan el bienestar y el confort. En la empresa se caracterizan por ser más competitivos que la generación anterior. Les cuesta más adaptarse, pero son muy eficientes en su trabajo.
  • Millennials: dejaron atrás la adolescencia y ahora superan los treinta y buscan un trabajo que les haga felices. No les asusta cambiar y asumir retos para conseguirlo. Son los primeros nativos digitales, además de ser creativos e innovadores. Se adaptan con más facilidad.
  • Generación Z: actualmente están estudiando o hacen sus primeras incursiones en el mundo de la empresa. Estos jóvenes viven inmersos en el mundo digital y son expertos en el manejo de todo tipo de plataformas y aplicaciones. Han roto la barrera espacio-temporal, son emprendedores y aportan versatilidad, empuje y ciertas dosis de idealismo a la empresa.

Boomers, generación X, millenials y generación Z trabajando juntos

Potenciar y aprovechar el aprendizaje intergeneracional en la empresa

Combinar en la empresa diferentes edades y formas de entender la vida puede ser complejo. Sin embargo, si sabemos conjugar estas diferencias, los resultados suelen ser muy beneficiosos. La heterogeneidad, la complementariedad e, incluso la contraposición de ideas, redundan positivamente a la hora de encontrar soluciones diversas a problemas también diferentes.

Veamos algunas opciones con las que podemos potenciar esta diversidad generacional en la empresa:

  • Establecer círculos de calidad interdepartamentales: donde representantes de cada grupo expresen sus opiniones sobre temas que afectan al día a día en la coordinación entre departamentos.
  • Políticas de aprendizaje combinado: donde las habilidades de un colectivo sirvan de guía o ayuda a las carencias de otro grupo. De esta forma, cada grupo generacional podrá aportarle a los demás lo mejor de sí mismo.
  • Adaptabilidad en las políticas retributivas: dependiendo de la edad las necesidades económicas y su materialización pueden ser muy distintas. Atender todas las perspectivas potenciará el espíritu de pertenencia al grupo.
  • Planes de carrera personalizados: los boomers, por ejemplo, buscarán el cambio desde la estabilidad laboral a medio-largo plazo. Sin embargo, a la generación Z le motivará participar en proyectos nuevos o con un alto componente tecnológico.
  • Actividades de cultura organizacional: poner en marcha actividades de clima laboral estrechará las redes entre colectivos generacionales distintos. De esta forma, los intercambios llegarán a ser más naturales, lo que redundará en la productividad de todos.