Vivimos en un mundo que está completamente globalizado. En este mundo, que sepas inglés resulta fundamental casi para cualquier cosa. Por eso, tener la posibilidad de practicar inglés al menos una vez en semana durante todo el día, puede resultar muy beneficioso. Existen muchos cursos de inglés que pueden, además, ser de gran ayuda para comenzar esta iniciativa. En esto se ha basado la iniciativa tomada por muchas empresas, y a las que cada vez se unen más. Durante un día a la semana, en la oficina únicamente se habla inglés. Esto hace que los empleados practiquen el idioma y adquieran fluidez al hablarlo. ¿Es tu empresa una de ellas? Quizás deberías comenzar a pensar en dar la idea de implementarlo. Veamos por qué.

Ventajas de practicar inglés en la oficina

Tener un día a la semana en el que toda la oficina se comunique en inglés puede parecer una tontería. Quizás al principio te parezca ridículo. Muchos de los empleados puede que eviten comunicarse durante esos días. Sin embargo, no cabe duda de que se trata de una gran iniciativa si quieres realmente mejorar tu manejo del inglés. Entre sus ventajas destacan:

  • Aprendes más rápido: Al igual que ocurre en los cursos de inmersión lingüística, aunque claro está, a un nivel inferior, aprendes más rápido. El hecho de tener un día a la semana en el que solamente te comunicas en inglés, hace que tu cerebro se adapte al idioma y que puedas aprender mucho más rápido que si únicamente fueses a un curso, por ejemplo.  
  • Llegas a pensar en inglés: Aunque quienes no lo han experimentado piensan que puede ser innecesario, pensar en el idioma en el que estás hablando es indispensable para poder tener una buena conversación. Si cada frase que dices, en lugar de tener que traducirla mentalmente desde el español, te saliese directamente en inglés, tus conversaciones serían mucho más fluidas. Con el tiempo practicando un idioma, llegas a ser capaz de cambiar el idioma en el que piensas.

Beneficios de practicar inglés en la oficina

  • Ves tus avances: Quizás las primeras semanas no te sientas muy seguro de hablar. Es posible que incluso te de vergüenza por si te equivocas. Sin embargo, con el paso de las semanas no tendrás más remedio que soltarte, y notarás un gran avance en tu forma de hablar inglés.
  • Te diviertes: Aprender inglés es necesario en la actualidad para la totalidad de las personas no sólo en el ámbito laboral sino también en el personal. Practicarlo en la oficina te ayudará a mejorar tus habilidades, te dará seguridad al hablar con angloparlantes y será mucho más intenso que aprender por tu propia cuenta en un curso. Además, resultará divertido. No olvides, durante el “día inglés” de tu oficina, hacer los cambios necesarios en los ajustes de idioma de tus dispositivos. De esa forma, la inmersión será total y no se verá interrumpida constantemente por el español en que te habla tu móvil o tu ordenador. Te sentirás como si, durante ese día, estuvieses trabajando en una oficina londinense

Etiquetas