La necesidad de pensar en el día después

«Las políticas activas de empleo, es decir, los programas de empleo, de formación y de promoción de la contratación estable, se destinan a todos los trabajadores, y especialmente a aquellas personas que se encuentran desempleadas o tienen especiales dificultades de empleabilidad». El cuestionado Plan E para el Estímulo de la Economía y el Empleo que el Gobierno presentó hace exactamente un año prestaba especial atención a las denominadas «políticas activas de empleo», es decir, aquellas que van más allá de las indemnizaciones y los subsidios por desempleo. Sin embargo, nuestro país sigue a la cola de Europa en el uso de estas medidas. «No es sostenible un sistema de despido como el nuestro, basado en la monetización. Lo realmente importante tiene que ver con la recolocación, la orientación profesional de los parados…», razona Salvador del Rey, socio de Cuatrecasas y catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, que añade: «Evidentemente, no es posible tampoco mantener indemnizaciones elevadas con la puesta en marcha de planes sociales».

En esta línea, de despidos más baratos y políticas de formación y recolocación, se mueven los modelos europeos más destacados. En Suecia, el convenio colectivo contempla dedicar un porcentaje a servicios de ‘outplacement’ (recolocación de ex empleados); en Francia, quien realiza un despido colectivo debe recolocar a los trabajadores dentro o fuera de la compañía. En otros casos, como el de Alemania o Luxemburgo, el plan social es imprescindible para poder formalizar un despido. Curioso también el modelo danés, que impulsa la empleabilidad de los parados condicionando el cobro de su prestación a la búsqueda activa de un nuevo puesto.

Para poner en marcha iniciativas similares en España sería necesario, en opinión de Salvador del Rey, «una estrecha colaboración entre el sector público y el privado», así como una especial atención a la situación de pymes y micropymes, ya que la actual legislación sólo obliga a poner en marcha este tipo de planes a empresas con más de 50 empleados.