Alvaro Arias

Por Álvaro Arias, socio responsable de Neumann International

Para analizar las posibilidades de empleo que puede ofrecer Internet es necesario entender antes qué es y qué ha supuesto en el mundo actual. No pretendo responder a esta pregunta en unas breves líneas, primero porque no sabría y, segundo, porque me faltaría espacio. Para muestra, un botón: el 96% de las empresas tiene acceso a la Red y lo primero que hace al llegar al trabajo el 90% de los directivos es conectarse (datos ONTSI 2009). Pero, ¿puede Internet ayudar a solucionar una de las mayores preocupaciones actuales de los españoles, el empleo o, más bien, la falta de empleo? Sin lugar a dudas, la respuesta es sí. La cuestión es cómo.

Montar una página ‘web’ es relativamente sencillo. Transformarla en un negocio de éxito es más complejo y caro: exige tiempo, creatividad y una gran inversión en marketing. Tenemos ejemplos de éxito en ‘e-commerce’ (zapos, buyvip, amazon, ebay); buscadores (google, yahoo); viajes (edreams, booking); ocio (entradas, lastminute); ‘blogs’ (sartorialist)… Todas tienen modelos de negocio exitosos que han exigido mucho tiempo, esfuerzo y dinero. Y la mayoría son americanas.

Las capacidades empresariales de los españoles están muy alineadas con las que Internet requiere: creatividad, rapidez, tesón y flexibilidad. A través de una adecuada estrategia de ayudas para incentivar el desarrollo de negocios ‘online’ y con la participación de las Administraciones, la universidad y las empresas, se podría aprovechar mucho talento y generar empleo. El resultado no sería inmediato, pero sí sostenible (utilizo esta palabra porque les gusta mucho a los políticos).

Las oportunidades de creación de puestos de trabajo, actualmente, están viniendo desde el ámbito corporativo. La mayoría de empresas españolas tiene una ‘web’, en concreto un 57,5%, según el ONTSI 2008. Estas páginas suelen tener únicamente un contenido informativo. Convertirlas en un canal de venta es un paso relativamente sencillo y de bajo coste, pero que no ha dado resultados muy espectaculares. Ahora, con la crisis, las empresas están tomando conciencia de la importancia de este canal como alternativa para potenciar la venta de sus productos y servicios. Ya hay muchas que están replanteando su estrategia en la Red, por ejemplo, el Banco Santander acaba de lanzar una estrategia agresiva de expansión de su banca de Internet por toda Europa a través de Openbank.

En 2008, el sector de las tecnologías de la información y de las comunicaciones daba empleo a más de 400.000 personas en España. Y es que la potenciación de Internet por parte de las empresas está generando ya nuevos puestos de trabajo, principalmente en sistemas y comunicaciones, diseño gráfico, consultoría, marketing y desarrollo de negocio. Asimismo, genera empleo indirecto en telecomunicaciones y logística.

Por lo tanto, no olvidemos que Internet es una fuente generadora de empleo de gran potencia hoy en día en España, y que es muy probable que esta tendencia siga aumentando. Es una oportunidad laboral donde hay espacio para todos y, de momento, no se necesita una licenciatura en Internet para descubrirla a fondo laboralmente. Depende de nosotros que la hagamos realidad y que sea lo más grande posible.