Los ingenieros industriales han desplazado a los especialistas en gestión empresarial en el «corazón» de los empleadores y se han hecho con los primeros puestos de la lista de carreras más demandadas.

Apreciados por su versatilidad y formación, los ingenieros industriales recalan con éxito en todo tipo de sectores, de ahí que sean mucho menos vulnerables a las crisis.

En el «top ten» de la lista confeccionada por Infoempleo sólo hay una carrera de la rama experimental, Medicina. Como en meses anteriores, ni una sola titulación de Humanidades se deja ver en este escaparate, donde siempre hay hueco para ingenieros de distintas especialidades, economistas, licenciados en Administración de Empresas, y profesionales del área de la salud.

Pese a que la balanza todavía sigue muy descompensada, en el último mes los universitarios perdieron peso en el conjunto de la oferta para titulados, que favoreció a los especialistas en FP.

Educación secundaria

Pero si el mercado todavía se inclina a favor de los universitarios —64,85% de ofertas frente a 35,15%—, también la población española ha mirado con desdén los estudios técnicos. A tenor de los datos de la OCDE y Eurostat, el porcentaje de españoles con formación universitaria supera al de los países comunitarios, mientras que el porcentaje de aquellos que sólo han completado los estudios obligatorios sólo es comparable a Italia y dobla con holgura los de Alemania y Polonia. Entre medias, ni siquiera un 20% de todos los que han terminado sus estudios —frente al 54,5% del que presume Alemania y el 36,5% de Francia— tiene un título de educación secundaria, por ejemplo, de Formación Profesional. Y, sin embargo, el tirón de los graduados de FP es cada día mayor: su demanda ha crecido del 26,40% que se registró en enero al 35,15% actual.

No obstante, todas las familias profesionales no despiertan el mismo atractivo en el mercado. Las más solicitadas son Fabricación Mecánica, que en el último mes aglutinó el 36,46% de las ofertas para FP, y Electricidad y Electrónica (20,77%). El resto de las especialidades, como Administración o Informática, alcanzan marcas mucho más modestas y no rebasan la frontera del 10% de las ofertas publicadas.

Pese a que el paro se ceba entre los menores de 30 años, la formación todavía garantiza mayores oportunidades de empleo. El Consejo de la Juventud de España destaca que las cotas más bajas de desempleo juvenil se dan entre las universitarias, cuya tasa de paro se sitúa en el 14,7%.

Ofertas de empleo por carreras universitarias

Titula