«Cuando me informé por primera vez sobre el ‘Programa LiderA Becas’, leí que su objetivo era impulsar la carrera profesional de la mujer y, en mi caso, este objetivo no sólo se ha cumplido, sino que se ha superado con creces». La historia de Berta Barrero resume muy bien la trayectoria de muchas de las participantes en este programa. Su acceso a una de las becas del proyecto le permitió «encontrar esas habilidades de las que adolecía y que me eran necesarias para abrirme un hueco en un mundo de hombres». Y de ahí a llegar a la dirección de Planificación y Coordinación en la división industrial de RENFE y a ser miembro de su comité de dirección, muy pocos pasos. Hoy, esta ingeniera de Caminos, que acaba de ser madre hace apenas dos meses, reconoce que el esfuerzo de compaginar formación, empleo y familia «ha merecido la pena» y que, por fin, ha conseguido demostrar que «la inteligencia emocional y el esfuerzo de la mujer son muy buenos para subir el EBITDA».

Por su parte, la representante en este encuentro de de la gran familia de ‘LiderA Habilidades’, Gisela Alonso, habló de la importancia de la relación entre las diferentes mujeres que se encuentran en una misma situación —en su caso, el desempleo—. «Establecimos vínculos muy fuertes y fuimos más que cómplices», comentó mientras reconoció que, pese a las diferencias entre unos y otros perfiles con los que compartió talleres y seminarios, «todas teníamos algo en común: buscábamos un cambio en nuestras vidas». Alonso, de 47 años, destaca de su paso por el programa de la Comunidad de Madrid cuatro grandes apartados: «La confianza en nuestras posibilidades, la relativización de nuestras limitaciones, el poder demostrar nuestra valía y el tener el impulso de arriesgarnos, de salir de la que llamamos zona fácil». Algo que hizo a la perfección y que la ha llevado a ser una mujer referente de este proyecto además de orgullosa responsable de Operaciones de Bosch.

Berta Barrero y Gisela Alonso

Berta Barrero y Gisela Alonso