Lucio Fernández, Director de Recursos Humanos y RS de Redyser, afirma que el sector del transporte urgente siempre ha servido como termómetro de la situación económica que se vive en el país en cada momento. En este nuevo artículo de la serie “Los Responsables de RRHH opinan” asegura que, por primera vez desde 2008, se ha experimentado un incremento de ocupación en el grupo de actividades del epígrafe del CNAE correspondiente a “Transporte y Almacenamiento”. Si se consideran solo las actividades de transporte y auxiliares, el empleo en 2014 aumentó un 2,2%, con 751 mil ocupados medios. Y los datos de 2015 fueron similares.

REDYSER_Lucio Fernandez

En el sector del transporte y el almacenamiento se está produciendo un ajuste en salarios y costes laborales, una situación que ya venía dándose en la mayoría de sectores económicos en España desde el año 2011, cuando los costes laborales se redujeron un -1,3% y los salariales un -0,7%. Sin embargo, durante los últimos cuatro años, los costes laborales del sector se habían incrementado un 0,8% y los salariales un 1,2% de media.

Se espera una subida del 6% en la demanda del transporte, aunque la situación del sector no es la más positiva, con datos como la desaparición de 30.000 empresas y la pérdida de más de 90.000 empleos. A nivel global, el comercio relacionado con el transporte de carga internacional aumentará un 430% en el horizonte del año 2050, un crecimiento impulsado por los cambios en la composición del comercio y en su distribución geográfica.

Se prevé también un crecimiento en los sectores del transporte por carretera y ferroviario de entre el 230% y el 420%, dependiendo de la intensidad de la carga ligada al crecimiento del PIB. El eCommerce, además, seguirá siendo una actividad en auge con gran peso dentro del transporte.

La logística, el caballo de batalla del eCommerce

Las actividades de logística tampoco arrojan cambios significativos. Un 77% de los comercios electrónicos aseguran que no tienen previsto hacer cambios de proveedor logístico a lo largo del año 2016, una apuesta que puede responder a diferentes motivos: grado de satisfacción con el que ya se tiene, volumen y línea de negocio sin cambios o, simplemente, coyuntura económica desfavorable para afrontar un cambio, no sólo de nombre de operador, sino de potencial del mismo. Del 23% restante, más de la mitad aseguran que trabajarán con más de un proveedor y sólo el 10% asegura que va a realizar un cambio de proveedor. Eso sí, cuatro puntos más (del 6 al 10%) que en 2013.

La logística es el gran caballo de batalla de los comercios online, y la que permite (o no) diversificar los productos que se pueden vender por la red. Un ejemplo de ello es el número cada vez mayor de eCommerce que se apuntan a la venta productos perecederos que requieren de una mayor inversión por la peculiaridad de su transporte. La existencia de uno o más operadores logísticos dependerá de la estructura de los mismos. En función del negocio (volumen, escalabilidad, etc.) se puede elegir un solo proveedor (de logística interna y transporte) o varios, separando así funciones, diversificando trabajos o concretando el ámbito geográfico de los mismos.

Ajustar precios, ofrecer servicios diferenciados y no incrementar costes

Las empresas de transporte se encuentran ante la tesitura de resolver una ecuación compleja: ajustar precios, ofrecer servicios diferenciados y no incrementar costes. Todo ello sin perder de vista que la tecnología es una variable a tener en cuenta en la misma. Esta ecuación puede requerir establecer políticas de apalancamiento en ofertas de servicio y “poner un valor justo” a lo que se ofrece al cliente. En la actualidad, se están ofreciendo servicios Premium a precios Low Cost. Una estrategia que pase por dar valor al servicio más allá del precio de venta puede ser la solución para que las empresas de transporte incrementen su precio medio de venta en el medio plazo.