Las personas fueron las grandes protagonistas de la jornada MBF RRHH. Un encuentro para profesionales y directivos comprendido dentro del Evento Manager Business Forum celebrado en Madrid el pasado 18 de octubre y organizado por Interban Network.  Una jornada repleta de networking y conocimiento donde se trataron algunos de los temas que más preocupan y atañen al sector de los recursos humanos.

Un año más, Infoempleo no se perdió la cita y participó en la mesa redonda titulada: “La participación: solos no se llega lejos”, en la que se trataron diversos temas relacionados con el trabajo en equipo y la gestión de las personas.

 MBF en Madrid

La digitalización: El reto de transformar las formas de hacer

“Queremos que la tecnología no se quede en los departamentos de RRHH, sino que llegue a los empleados” decía Marc Altimiras y es que la transformación digital también ha llegado a la gestión de personas, esta vez para quedarse.

Pero la brecha digital existente entre las distintas generaciones que coexisten en la empresa dificulta el proceso, ralentizándolo y en ocasiones minimizándolo a la simple inversión en dispositivos electrónicos y algunos minutos semanales a la lectura de la Intranet corporativa.

La digitalización “es otra cosa”, como explicó Rober Rodriguez, Director RRHH de Másmovil, “consiste en transformar las formas de hacer, repensar los procesos y luego usar la tecnología para conseguir los objetivos. Hay que pararse a pensar cómo cambiar lo que hacemos para hacerlo mejor”. Y Recursos Humanos juega un papel fundamental en esa gestión del cambio, ha de preocuparse por las personas, ayudando a la dirección en ese esfuerzo que realiza para promover la nueva cultura.

Sin compromiso no hay talento: la participación del equipo como motor de crecimiento

La tecnología produce el cambio, pero somos las personas las que lo desarrollamos. Por lo tanto, el compromiso del equipo es fundamental, sin éste no hay talento y sin talento, no hay transformación. Escuchar a los empleados, darles voz y hacerles partícipes en esta nueva etapa será sin duda una de las tareas que Recursos Humanos debe afrontar, respaldada por la dirección que liderará el cambio tecnológico. Sin una dirección comprometida y convencida de la nueva etapa que vivimos, y un equipo motivado, contar con la mejor tecnología no sirve de mucho.

“Algunos sectores están pasando una crisis, precisamente por no escuchar a sus empleados” afirmó Jorge Guelbenzu, Director General de Infoempleo, una de las empresas colaboradoras del evento. Como señala Jorge, es importante promover esta participación, tratando temas de interés común que afecten a todos, para generar la predisposición a ser preguntados, todo ello dentro de un clima de confianza. “Si hemos decidido escuchar a los empleados, tenemos que llegar hasta el final”.

El departamento de Recursos Humanos juega un papel protagonista en el fomento de la transparencia y los entornos colaborativos para ir preparando a los directivos a encontrarse con negativas cuando se pregunta al equipo. “Gobernar no es escuchar, es tomar decisiones una vez que uno ha escuchado” decía Javier Fernandez Aguado, Presidente de MindValue. Este miedo a generar expectativas cuando se pregunta es otro de los obstáculos que la dirección debe ir esquivando.

Entonces, ¿Cuáles son las palancas del cambio?

Ser capaces de detectar a los líderes informales de la organización, abogar por el “interemprendimiento”, darles mayor protagonismo y apoyarse en ellos, en la implementación de la nueva estrategia. Si se demuestra que el cambio es posible mediante ejemplos reales o padrinos, la gente empieza a creer cuando es capaz de ver.

La Comunicalización de RRHH 

Cuando se habla de comunicación muchos de los otros departamentos implicados suelen entrar en conflicto, marketing, comunicación, rrhh… pero realmente, ¿quién maneja la Comunicación Interna? La comunicación es cosa de todos, lo importante es que esté vinculada y alineada con la estrategia de negocio y cultura de la organización. Comunicamos mucho, pero con poco impacto. Una campaña de comunicación sirve también para influenciar, no solo para informar y en el ámbito de los Recursos Humanos todas las prácticas de gestión de personas son escenario de comunicación. Por lo tanto, la escena ha cambiado. Los canales principales de comunicación interna están cambiando; las redes sociales están cobrando protagonismo, los trabajadores son parte activa y hay que tomarlos en cuenta.

Las nuevas generaciones aceptan mejor la evaluación por objetivos.

¿Por qué queremos objetivar el rendimiento de las personas? Este modelo fomenta la comunicación interna, con él se obtiene mucha información y le da a la empresa muchas ideas para el crecimiento, aunque también requiere una formación del empleado tradicional, menos acostumbrado a las evaluaciones de rendimiento y el feedback.

Buscar la máxima rentabilidad de cada empleado no debe ser un fin, sino un medio para conseguir un fin. Si se genera un ambiente de meritocracia, de talento, el resultado es una mejora de la organización.

El gran reto que se le plantea a las organizaciones radica en saber cómo relacionar esta dirección por objetivos con los KPI de negocio y cómo evitar la generación de ambientes hostiles dentro de las plantillas por el uso de estos métodos.

Aquí tienes un resumen de la jornada en imágenes: