Durante los últimos meses la jornada laboral en España ha sido centro de muchos debates. Las opiniones sobre productividad laboral y control de horas de trabajo han venido acompañadas de sentencias judiciales al respecto. Ya te contamos cuáles son las obligaciones de las empresas, hoy te ponemos en contexto para que lo puedas aplicar en tu día a día, detallando los puntos más importantes que hay que llevar a cabo en el control horario laboral de tus trabajadores.

 

La Justicia obliga a controlar el horario de trabajo

El 23 de marzo de 2017, la Sala de lo Social del Tribunal Supremo eximió a Bankia de registrar la jornada de trabajo diaria de sus trabajadores. Pero lo destacable es que sí debe hacerlo con los trabajadores a tiempo parcial y con las horas extra de todos los empleados. Es llamativo porque muchas empresas españolas no realizan este registro de horas y las últimas sentencias lo están convirtiendo en una obligación.

El Plan de Control 2016 de la Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social ha endurecido los controles y las multas ya oscilan entre los 625 y 6.250€, aplicándose las de mayor cuantía contra aquellos que no tienen un sistema de registro de horas. Las de menor importe están relacionadas con fallos en el registro. Por último, se han llegado a registrar multas de hasta 187.551€ para aquellas empresas que mostraban retrasos en el pago de horas extra o si camuflaban dichas horas en otros conceptos salariales que les generaban mayor prestación. A partir de algunos puntos del Estatuto de los Trabajadores puedes extraer datos de interés respecto al horario y los aspectos legales que debes cumplir.

Utilizar sistemas para el control de horas de trabajo

Antes de nada, debes plantearte si utilizarás un sistema manual o automatizado. Si el volumen de trabajadores en nuestra empresa es amplio, la primera opción deberíamos descartarla. Si sumamos trabajadores, jornadas de registro y horas, el cómputo deja claro que sale más rentable optar por las opciones informáticas.

Ventajas de fichar por horas

  •  Optimizar la organización empresarial a partir de un mayor conocimiento. La flexibilidad tiende a generar desorganización y el control del horario laboral puede implicar una mayor planificación que se materialice en un crecimiento de la productividad.
  •   De cara al trabajador, se debe hacer hincapié en que es la mejor forma de contabilizar todas las horas extras que haga. Pensando en tu  empresa, podrás comprobar y controlar que todos los empleados cumplen con su horario de trabajo y, a largo plazo y con otros datos, obtener su productividad.

Desventajas de fichar por horas

  •  Si lo implantamos drásticamente, el empleado puede sentir rechazo hacia este sistema de control. Todos los cambios cuestan y si se enfoca hacia una mayor vigilancia su adaptación será más complicada.
  •   Una mala justificación de esta nueva medida puede afectar negativamente a la motivación del empleado. Puede sentirse vigilado y percibirlo como una falta de confianza. Por eso es importante transmitirlo cuidando mucho la comunicación corporativa interna.

La implantación de este sistema dependerá mucho del contexto y el sector en el que se encuentre tu empresa. Valora tus necesidades ya que gracias a los beneficios de controlar las horas de trabajo podrás solventarlas.