Los empleados no sólo son el pilar de las organizaciones, también son quienes pueden apoyar la atracción de nuevos talentos a las organizaciones. La voz del empleado puede ser una herramienta muy potente, haciendo que éstos se conviertan en los mejores embajadores de marca, compartiendo los beneficios de formar parte de la empresa, contando de una manera natural y cercana los nuevos proyectos y mostrando la parte más humana de la compañía.

Estrategia sobre la voz del empleado

Para conocer mejor en qué consiste la voz del empleado, hablamos con Rafael García Gallardo, General Manager Leadership & Management School LMS, quien nos indica que ésta consiste en una herramienta o canal de comunicación e información de carácter interno, que debería emplear como una estrategia en sí misma, enfocada a la gestión y fidelización del talento de la empresa.

En su opinión, son muchos los beneficios de esta iniciativa, siempre y cuando esté alineada con la estrategia funcional y corporativa. Pero sobre todo si se sustenta sobre una estrategia de People Analytics (proceso analítico solvente, acompañado de un sistema inteligente cognitivo). De esta forma, se lograrían resultados concretos, se facilitaría la toma de decisiones y se podrían generar innovaciones de alto impacto. Además, se facilitaría la digitalización de la gestión operativa en Recursos Humanos.

Percepción de los empleados

Para García Gallardo las estrategias enfocadas a gestionar la voz del empleado han tenido diferentes resultados, pero las que realmente han logrado conclusiones tangibles han sido las que se han compartido desde el principio con los empleados y aquellas que, además, han contado con un proceso claro de transformación.

Los empleados son conscientes de los beneficios que les aporta, pero es preciso que  además participen de forma activa en las dinámicas y sistemáticas que conlleva. Sobre todo, al principio cuando se deben generar las sinergias oportunas.

Lo que es evidente para este profesional es que el equipo directivo debe estar involucrado sobre todo en atender e interactuar de forma rápida y concreta. La Dirección General puede tener una oportunidad única de ser “protagonista”. La conversación puede partir desde cualquier perfil o función.

¿Y si se vuelve en contra de la empresa?

¿Es posible que darles voz a los empleados pueda tener efectos negativo? En palabras de este experto, este escenario es de probable ocurrencia si la iniciativa parte de la dirección de forma unilateral, y no ha sido compartida y/o consensuada con los empleados. Por ello, reitera la necesidad de considerar la voz del empleado como una estrategia clave en la gestión del empleado. Y en el caso de  que se produzca algún evento negativo, podría ser fácilmente detectado y gestionado.

Los trabajadores quieren conversar

A un 42% de los empleados les gustaría interactuar con sus jefes en Facebook, según el estudio People Analytics, publicado por Manager Leadership & Management School LMS, pero, ¿cómo sería esta interacción? Rafael García Gallardo nos indica que la idea de la interacción a través de una plataforma social ya sea Facebook o cualquier otra, se puede considerar hoy en día como un entorno natural de comunicación e intercambios de valor, pero desde su perspectiva, éstos siempre deberán desarrollarse sobre una cuenta corporativa. En otro caso, se podría entrar en situaciones de tipo personal.

El tamaño de la organización también es un indicador a la hora de emplear estos canales como alternativa eficaz y en tiempo real. Una práctica profesional enmarcada y regulada con formas y estilos concretos, facilitará la claridad y precisión en la gestión de esta oportunidad. No debemos descuidar el componente ético.