La psicología tiene un gran peso en los departamentos de RRHH, ya que facilita una serie de análisis relativos a los empleados y a los posibles candidatos. En este sentido, como profesional de los Recursos Humanos, es importante que tengas claro qué son los sesgos cognitivos y cómo pueden influir en la toma de decisiones, sobre todo a los líderes.

Conocer esto te permitirá ayudar a los empleados de tu compañía a ser conscientes de sus debilidades y de los errores que cometen debido a ellas. A continuación, te damos más detalles.

Qué son los sesgos cognitivos

Los sesgos cognitivos son efectos psicológicos que conducen a la mente a procesar la información que percibe de manera errónea o distorsionada. Aunque a veces los sesgos cognitivos nos ayudan a tomar decisiones de forma más rápida porque permiten al cerebro actuar de manera mucho más ágil, muchas otras conducen a cometer equivocaciones. Por eso es importante ser conscientes de ellos.

Sesgos cognitivos: qué son y cómo influyen a los líderes

5 tipos de sesgos cognitivos

Hay muchos tipos de sesgos cognitivos. Vamos a hablarte de cinco que son frecuentes y que suelen conducir a los líderes a cometer errores:

  • Sesgo del gurú: Este sesgo conduce a algunos líderes a seguir de forma ciega y acrítica las opiniones de los expertos. De este modo, no suelen escuchar a nadie más ni plantearse si las opiniones que les dan pueden ser cuestionables. Si algunos de los miembros de tu equipo actúa de este modo, especialmente si ocupa un puesto de liderazgo, puede llegar a tomar decisiones erróneas para la empresa. Por eso, es vital tratar de fomentar su espíritu crítico.
  • Sesgo de la certeza: El sesgo de la certeza es el que tienen aquellos líderes que creen estar siempre en posesión de la verdad. No se plantean que puedan estar equivocados ni se cuestionan sus propios pensamientos. Esto puede tener repercusiones muy negativas para la empresa, así que debes hacer ver a este tipo de personas que la autocrítica siempre ayuda a crecer.
  • Sesgo de la urgencia: El sesgo de la urgencia es la tendencia a tomar decisiones de manera rápida y sin haber reflexionado lo suficiente sobre ellas. Obviamente, esto puede tener consecuencias muy malas para la compañía. Este tipo de personas deben aprender a tomarse su tiempo para ser capaces de definir las estrategias más apropiadas.
  • Sesgo de confirmación: El sesgo de confirmación consiste en tomar decisiones que se basan en datos que confirman una idea preconcebida, descartando aquellos que la contradicen. Es decir, si por ejemplo un líder está convencido de que la jornada intensiva de verano es negativa y decide informarse sobre ello, solo se quedará con los datos que avalen su pensamiento previo. Estas personas deben mejorar su capacidad crítica y analítica.
  • Sesgo de falso consenso: El sesgo de falso consenso consiste en pensar que todos los demás están de acuerdo con una opinión propia simplemente porque no han expresado su discrepancia. De este modo, se sobreestima el grado de consenso real. Esto puede llevar a que un líder actúe en perjuicio del resto de los empleados al no cuestionarse su conformidad o disconformidad. Es importante que le hagas ver a este tipo de personas que no han de dar estas cosas por sentado.

Conocer y detectar los sesgos cognitivos te permitirá ayudar a los empleados que ocupan puestos de liderazgo a tomar decisiones maduras. Recuerda que no solo estarás haciendo lo mejor para ellos sino también para la empresa.