La figura del líder es imprescindible en una empresa. No obstante, has de saber que hay modelos de liderazgo muy distintos que tienen características y comportamientos muy dispares. ¿Quieres saber más sobre el tema? Te lo contamos.

¿Qué modelos de liderazgo hay?

Existen varios modelos de liderazgo según el tipo de líder y cada uno se adapta mejor a diversas situaciones. Para entender mejor cómo funcionan hay que conocer qué define a cada uno de ellos:

  • Liderazgo natural

A veces pasa que, en un equipo, una persona sobresale por su capacidad como líder. Suele tratarse de alguien que no ha sido designado como jefe oficialmente pero que, sin embargo, adopta ese rol ante el resto de los empleados. En estas situaciones, estaríamos hablando de una aptitud innata. Es conveniente prestar atención a este tipo de perfiles porque puede interesarnos proponerlos como jefes.

  • Liderazgo autocrático

Se trata de un líder poderoso y unidireccional que aprueba decisiones sin contar con la participación del grupo. En definitiva, el jefe decide sobre cosas que no pueden ser cuestionadas y los trabajadores solo tienen que obedecer.

Cuáles son los modelos de liderazgo

  • Liderazgo participativo o democrático

Este tipo de liderazgo se corresponde con el de un responsable que tiene en cuenta las opiniones de todo el equipo. En este caso, aunque es el jefe el que toma las decisiones lo hace tras escuchar activamente a sus empleados.

  • Liderazgo laissez-faire

Este líder confía en la experiencia de los empleados y solo interviene en caso de que sea estrictamente necesario. En resumen: se basa en la máxima de “ellos saben qué hacer”. Este jefe muestra plena confianza en sus trabajadores, que tienen mayor autonomía e iniciativa y que conocen sus tareas y responsabilidades a la perfección.

  • Liderazgo transformacional

El líder transformacional procura inspirar y motivar a su equipo, de cuyos miembros espera aprecio y aceptación. Está en constante contacto con los empleados y les ayuda a cumplir con sus objetivos. Se trata de un jefe carismático y democrático a la vez.

  • Liderazgo carismático

Un jefe que se adscribe al modelo de liderazgo carismático puede recordar al modelo anterior, pero tiene diferencias. En este caso, se basa también en la idea de que el líder inspira, pero tiende a centrar demasiado el funcionamiento de la empresa en torno a su figura. Esto implica que hay riesgos para la organización si algún día decide irse.

  • Liderazgo transaccional

Este liderazgo se basa en las transacciones. De este modo, los empleados consiguen un incentivo cuando cumplen los objetivos y los jefes se benefician porque ven asumidas sus metas. Aparentemente, todos salen ganando.

  • Liderazgo burocrático

Este líder suele ser poco empático y no ofrece ningún tipo de personalización a la empresa. Se trata de un jefe que aplica el libro de estilo y soluciones ya preparadas, sin cambios posibles. Esto puede tener sentido en el caso de una compañía con altos riesgos, pero resulta negativo en una oficina.

El mejor modelo de liderazgo

Aunque es cierto que la elección del mejor modelo de liderazgo depende un poco de las características de la empresa y de la plantilla, los líderes más valorados son el democrático y el transformacional. Si incluyes en tu empresa estos dos tipos de jefe, disminuirás el número de errores y asegurarás un buen clima laboral. Además, los empleados se sentirán valorados, lo que aumentará su productividad y reducirá la fuga de talentos.

Etiquetas