El Hoshin Kanri es una metodología de trabajo importada de Japón cuya meta es impulsar la acción colaborativa para optimizar las tareas y alcanzar los objetivos comunes. Las raíces de este sistema pueden encontrarse en el célebre “Libro de los cinco anillos”, de Miyamoto Musashi, en el que se reivindica la estrategia como clave del éxito.

Metodología del Hoshin Kanri

La propuesta que plantea el Hoshin Kanri se basa en la definición de una estrategia metódica que tenga como objetivo analizar las necesidades de la organización y estudiar sus resultados. Si promueves el uso de esta herramienta de planificación en tu equipo, sus integrantes podrán coordinar mejor todos sus recursos para alcanzar el éxito.

Por supuesto, para poner esta metodología de trabajo en práctica, tus empleados deben elaborar un plan de acción. Posteriormente, tienen que ser capaces de evaluar el desempeño de cada objetivo estratégico ya que, de lo contrario, no serán capaces de avanzar en el plan establecido. Además, cada rama del departamento debe llevar a cabo las tareas estratégicas que pertenezcan a su área.

Hay que tener claro que el plan ha de estar compuesto por pequeñas partes al más puro estilo cartesiano: si se divide el problema será más fácil de resolver. De este modo, se evitan esfuerzos innecesarios y se optimizan las acciones de todos los componentes de la empresa, lo que permite sumar fuerzas.

Qué es el Hoshin Kanri y por qué te conviene aplicarlo

Cómo se lleva a cabo el proceso

Como ya hemos adelantado, el proceso se compone de varias fases que relatamos a continuación:

  • Diseño del plan estratégico: Esta fase no tomará más de un mes. Durante la misma, se explorarán las necesidades de la compañía, así como la cultura empresarial, la filosofía y las directrices que deben guiar cada uno de los pasos.
  • Definición de objetivos y de métodos de evaluación: Como resultado de la fase anterior se podrán definir los objetivos críticos y se podrán establecer modos de evaluar si se están alcanzando.
  • Gestión estratégica: Esta fase es operativa y, por tanto, de ejecución constante. Durante la misma se tendrá que realizar un seguimiento y control del desempeño de los objetivos estratégicos, empleando para ello los indicadores diseñados en la fase anterior. Si se considera necesario, se debe revisar el plan estratégico.

La importancia del trabajo en equipo

Esta metodología presenta un carácter marcadamente colectivista en la que el trabajo en equipo es fundamental. Aunque las actividades y las directrices planificadas dependen de cada departamento, los objetivos son comunes. De este modo, si bien cada rama de la empresa se utiliza para trabajar en las áreas que mejor se le dan, la dirección hacia la que apuntan los esfuerzos de toda la organización es la misma para todos. En este sentido, puedes ayudar a tu plantilla organizando actividades de team building que refuercen su vínculo.

Tienes que tener en cuenta además que lo esperable es que cuanto este método se expanda en la totalidad de la práctica empresarial la forma de orientar objetivos cambiará sustancialmente, ya que al dividir los objetivos en partes se consigue que los equipos de trabajo sean más partícipes, lo que evita que se conviertan en meros receptores de instrucciones. Esto es algo que deben asumir los líderes de tu empresa para evitar cometer errores que hagan mella en el equipo.

El Hoshin Kanri es una metodología de trabajo que se está implantando cada vez en más empresas. No pierdas la oportunidad de fomentarla en la tuya. ¡Harás un gran favor a tu equipo y a tu compañía!